Home / Noticias / Con la bajante apareció el Thor, un histórico barco hundido en el Puerto

Con la bajante apareció el Thor, un histórico barco hundido en el Puerto

El río guarda secretos pocas veces revelados. Son los vestigios del pasado. Y la ciudad, como más de un siglo de actividad portuaria, tiene muchas de estas historias. Es que al Puerto de Santa Fe arribaron infinidad de buques pesqueros, de carga, de transporte, como también de paseo. Y algunos naufragaron. Se quedaron para siempre en estas costas.

 

En el fondo de la espesura marrón del río hay bulones de hierro, herrajes náuticos y hasta restos de barcos enteros.

 

Hoy son objetos degradados por el natural deterioro del paso del tiempo. Sumergidos, son gigantes que navegaron el río Paraná en diferentes épocas de la historia.

 

 

Uno de aquellos barcos apareció por estos días recostado sobre la costa del río Santa Fe, también denominado Canal de Derivación Sur. Esto es en la costa portuaria, frente a Alto Verde, entre el atracadero de los buques petroleros y la toma de agua de la ciudad.

 

Entre los escombros y los rústicos durmientes de quebracho que asoman a la superficie como lanzas, los que otrora fueran muelles del antiguo puerto, se recuesta un esqueleto todavía identificable como barco, de madera y hierro oxidado. La postal remite a la portada del libro del periodista, escritor y navegante español Arturo Pérez Reverte cuyo título se ancla en esta historia: Los barcos se pierden en tierra.

 

Se trata del Thor, un barco que según estima uno de sus últimos dueños —cuya identidad se reserva—, habría sido utilizado por quienes a fuerza de sudor y pala abrieron el Canal de Acceso al Puerto de Santa Fe que conecta con el río Paraná. La nave era su “taxi”. Los trasladaba desde el puerto hasta el punto de trabajo, hace más de un siglo atrás.

 

 

 

 

Luego tuvo el Thor otros fines, como transporte mercante. También lo usaron como embarcación de paseo y recorridos turísticos, al igual que el recordado Cirindá (predecesor del Costa Litoral).

 

► Thor: El origen del nombre del barco significa trueno.

Se sabe además que la nave se hundió tres veces. Primero, cuando se encontraba amarrada al fondo del dique II, cuando funcionaba allí la base de Prefectura Naval Santa Fe; luego se hundió en dos oportunidades en el mismo lugar en el que se encuentra en la actualidad, sobre el río Santa Fe.

 

Tras su último rescate, en 2002, los dueños querían transformarlo en un comedor flotante. Le reemplazaron su motor interno por uno externo con taco en la popa. Pero un impedimento financiero dejó trunco el proyecto. Y el barco de 17 metros de eslora y 3 de manga se fue deteriorando de a poco hasta sumergirse recostado en la barranca portuaria, de cara al amanecer. Allí hubo hace más de una década atrás un intento de conformación de una amarra náutica deportiva, el Club de Velas Estanislao López. Pero con el progreso comercial de reconversión portuaria quedó en el olvido. Al igual que el Thor.

 

Poco se sabe de la botadura del barco. De confirmarse que fue el transporte de los obreros del puerto se trata entonces de un barco centenario. Pero este dato no pudo ser verificado. Lo cierto es que por las características de su construcción es un barco varias veces restaurado, que data de, al menos, la primera mitad del siglo pasado.

 

About Radio Angelica

Check Also

Santa Fe envió ocho rescatistas a Corrientes para ayudar con la búsqueda del pequeño Loan

El país se vio perturbado el pasado jueves, cuando se reportó la desaparición de Loan Danilo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *