Home / Noticias / El ataque a balazos que mató a un afiliado a la Uocra “fue por encargo”

El ataque a balazos que mató a un afiliado a la Uocra “fue por encargo”

En el hecho murió Juan Garcilazo y quedó malherido su cuñado, Julio Galván, quien participa en la intervención al gremio en la ciudad de La Plata

Los dos rosarinos detenidos el lunes tras un atentado a balazos que se cobró la vida de un hombre y dejó malherido a otro en el barrio Bella Vista de Puerto San Martín fueron imputados ayer por los delitos de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas por el uso de arma de fuego y por el mismo delito en grado de tentativa, ambos por encargo, además de autores de portación ilegal de arma de guerra, lo que podría acarrearle una condena de prisión perpetua.

La madrugada de ese día Juan Erminio Garcilazo murió frente a su casa de Uruguay 2221 y su cuñado, Julio Galván, colaborador del interventor de la delegación La Plata de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), resulto herido de gravedad y hasta ayer continuaba internado en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. A poco de sucedido el hecho, que tendría vínculos con el desempeño de Galván en el gremio platense, el Comando Radioeléctrico apresó a Axel Emanuel S., de 23 años, y a Diego David M., de 35, a quienes el fiscal Leandro Lucente imputó ayer en una audiencia realizada en los Tribunales de San Lorenzo. Tras la misma el juez de garantías Eduardo Filocco dictó como medida cautelar la prisión preventiva hasta que se celebre la audiencia preliminar al juicio.

Objetivo fijo

A lo largo de la audiencia imputativa, que duró poco más de una hora y media, quedó claro para la acusación que Axel S. y Diego M. llegaron hasta el barrio Bella Vista de Puerto San Martín para asesinar a Julio Galván, al que esperaron a la salida de su casa más de una hora y al que invitaron a salir llamándolo por su nombre. Que a la escena se movilizaron en un utilitario rojo conducido por un tercer hombre que se mantiene prófugo. Que tras herir de muerte a Garcilazo, persiguieron a Galván para liquidarlo sin lograr su cometido. Y que en la escena del crimen se recolectaron diez vainas servidas. Si bien para la Fiscalía el crimen fue por encargo, la acusación no indicó móvil ni apuntó instigador.

Al momento del hecho a la dupla homicida las pistolas calibre 9 milímetros que empuñaban (una Browning y una Taurus) se les trabaron y debieron abandonar su “mandato”. Pero cuando emprendían la fuga no tuvieron en cuenta que durante la temporada de descarga de camiones las calles de los barrios ribereños de Puerto San Martín son patrullados intensamente. Por eso, pasadas las 2.15 los agentes de una patrulla del Comando Radioeléctrico abocada al corredor de camiones escuchó las detonaciones y se dirigió hacia la zona. Y en avenida Belgrano y Chubut, a unos 100 metros de la escena del crimen, lograron detenerlos. Como tenían las armas trabadas no pudieron resistirse. En ese marco, el fiscal Lucente dejó constancia que Diego M. le ofreció al policía que lo detuvo “40 mil pesos y las dos pistolas” para que los dejara ir.

Fumando espero

Pasadas las 10.30 de la mañana Diego M. y Axel S. ingresaron esposados a la sala de audiencia de los Tribunales de San Lorenzo. Fueron representados por los abogados Mariano Scaglia y Hernán Tasada. El primero de los acusados, residente en barrio Avellaneda Oeste de Rosario, llegaba a la audiencia con tres sentencias condenatorias, todas por robos: una a 6 meses de cárcel dictada en 2007; otra por un atraco a mano armada de 6 años y 10 meses que data de 2008; y una tercera, unificada con la anterior, de 7 años y dos meses de 2010 con vencimiento en 2014. Nada se dijo sobre los antecedentes de Axel S., con domicilio en barrio Tablada.

El juez Filocco le dio la palabra al fiscal y Lucente arrancó la acusación. Para la Fiscalía los dos rosarinos llegaron a la esquina de Uruguay y Chubut el lunes a la 1 de la mañana en un Renault Kangoo rojo sabiendo que Julio Galván saldría de su casa en las próximas dos horas ya que debía viajar a la capital bonaerense. Galván es colaborador de Carlos Vergara, titular de la Uocra Rosario e interventor de la seccional de ese gremio en La Plata, cuyo ex titular, Juan “Pata” Medina, está detenido en el marco de una investigación por corrupción.

Lo esperaron más de una hora, tiempo que aprovecharon hasta para fumar. A las 2.15 vieron que la luz de la casa de Galván se encendía y comenzaron a gritarle: “Julio, Julio”. Pero al llamado no sólo respondió Galván sino que también salió su cuñado, Garcilazo, también afiliado a la Uocra y residente en otra vivienda del mismo predio. Ahí se desató una lluvia de balazos en la que Garcilazo recibió al menos tres impactos y quedó agonizante. Galván recibió dos impactos, uno de los cuales le fracturó la pierna. Tras una breve persecución, los agresores intentaron huir pero el ataque cesó cuando las armas se les trabaron.

About Radio Angelica

Check Also

Santa Fe envió ocho rescatistas a Corrientes para ayudar con la búsqueda del pequeño Loan

El país se vio perturbado el pasado jueves, cuando se reportó la desaparición de Loan Danilo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *