Home / Noticias / En un año se triplicó la cantidad de presos por abuso sexual en las cárceles de Santa Fe

En un año se triplicó la cantidad de presos por abuso sexual en las cárceles de Santa Fe

l dato se desprende del último informe que realizó el Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena. En el 2019 se registraron 943 detenidos por delitos sexuales en las cárceles santafesinas, una cifra que supera ampliamente el promedio de los años anteriores, que oscilaba entre los 150 y 200 internos.

En el lapso de un año la cantidad de presos implicados en delitos contra la integridad sexual creció exponencialmente. De 2018 a 2019, el número se triplicó en toda la provincia de Santa Fe. El dato se desprende del último informe que realizó el Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena que desde el 2002 confecciona un censo poblacional de las personas que se encuentran privadas de su libertad. La cifra se ubica en el tercer puesto de los delitos que más presos tienen. Primero se encuentran los imputados o condenados por robos. Le siguen los de homicidios y luego los “ofensores” sexuales, tal como se los identifica en las unidades carcelarias.

Según el último informe, hasta diciembre del año pasado había en los diez establecimientos carcelarios de la provincia un total de 943, tres veces más que el 2018, cuando el mismo censo contó 367 abusadores. Mientras que, en los años anteriores, la cifra promediaba los 150. En 2015, por ejemplo, la estadística reveló que en todo Santa Fe había 168 detenidos por violaciones o delitos vinculados a la integridad sexual.

El gráfico de barras respecto de la estadística del 2019.

El gráfico de barras respecto de la estadística del 2019.

En tanto, a nivel nacional, la cantidad de presos detenidos por el mismo delito llega a los 14.051 y se ubica detrás de las infracciones a la ley nacional de drogas (16.664) y robo y tentativa de robo que lideran el podio criminal (38.141).

Informe nacional del 2019.

Informe nacional del 2019.

El informe sostiene que hasta diciembre el año pasado había 100.634 personas privadas de libertad en unidades de detención, lo que implica una tasa de 224 cada 100.000 habitantes. Mientras que en el suelo santafesino fueron contabilizados un total de 6.320 presos y presas alojados en diez centros de detención: Unidad Penitenciaria Nº1 (Coronda); Unidad Nº2 de Las Flores; Instituto de Detención Nº3 de Rosario; Unidad Nº4 de Mujeres; Unidad Nº5 de Mujeres; Unidad Nº6; Unidad Nº9 Colonia Penal; Unidad Nº10 de Santa Felicia; Unidad Nº11 de Piñero; y Unidad Nº16 de Rosario.

Leer más  Conflictos interpersonales y economías ilegales: los móviles de los homicidios en Santa Fe

De ese número (tanto hombres o mujeres), el 42% tiene entre el 24 y 34 años. A su vez, el 96,9% son hombres, el 3,0% mujeres y un 0,1% trans. Mientras que el nivel de instrucción educativa es dispar pero tiene un patrón común en todos los establecimiento carcelarios: solo el 7% tiene la secundaria completa.

Otro dato que resalta del informe es que el 54% de los internos se encontraba desocupado al momento de quedar en prisión. Sin embargo, el porcentaje es mucho menor al que registraron en 2018 (con 69%), 2017 (71%) o 2016 (cuya cifra llegó a un 80%). De ese universo también se desprende que durante el 2019, la mitad de los presos tenía un oficio antes de quedar detenidos, algo que en años anteriores era muy distinto. Por ejemplo, en 2017, solo el 7% tenía una ocupación o prestaba algún tipo de servicio.

Educación y trabajo

El estudio científico se refiere además a los vínculos laborales que puedan generar los internos en las cárceles. En esa línea, el informe señaló que el 79% de los presos “no participó de algún programa de capacitación laboral”, como por ejemplo los que realiza el Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) que posee talleres de sastrería, panadería, carpintería y hasta de radio, entre otros.

A la cifra de escasa participación en talleres de capacitación laboral se suma además que el 49% no está involucrado en ningún programa educativo de los que se dictan dentro de los penales. Tal porcentaje equivale a un total de 3055 internos.

Reincidencia y sobrepoblación

El otro factor que indica el reporte anual del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena apunta a la reincidencia de los presos que pese a que purgaron una pena, volvieron a delinquir. De los 6.320 privados de la libertad, hay un 65% que es primario, es decir, es la primera vez que fue condenado por un delito. No obstante, se registró un 19% como reincidentes por lo que deberían cumplir toda la pena y no gozar de beneficios como libertades asistidas, transitorias o condicionales.

La estadística también graficó la sobrepoblación que atraviesan los diez establecimientos penitenciarios de toda la provincia de Santa Fe. A nivel global, el informe contabilizó que hay 3,4%, de hacinamiento dentro de todos los penales, tanto de mujeres como así también de hombres.

Principalmente, la cárcel de Piñero es donde existe el mayor problema de sobrepoblación ya que los investigadores detectaron que hay 439 presos que están demás dentro del penal que tiene una capacidad para alojar 1.510 presos pero que en realidad tiene 1.949 detenidos. Un caso similar sucede (en menor medida) en Las Flores donde hay 1.122 plazas y se encuentran alojados 1.198, por lo que la sobrepoblación es de un 6,8%.

About Radio Angelica

Check Also

Una comuna santafesina fue víctima de un ciberdelito: le sustrajeron 19 millones de pesos

Así lo confirmaron autoridades comunales, quienes iniciaron las acciones para solicitar la restitución de los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *