Home / Noticias / Se acelera la curva y la provincia quiere bajar la ocupación de camas críticas

Se acelera la curva y la provincia quiere bajar la ocupación de camas críticas

 

UNO SANTA FE

La ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, habló con UNO Santa Fe sobre todos los temas de la pandemia en una entrevista en profundidad. Hizo un balance de los 100 días de cuarentena, dijo que julio y agosto serán dos meses difíciles y que hoy la provincia tiene el 65% de las camas críticas ocupadas, aunque un solo paciente de Covid-19 está internado con asistencia respiratoria. Según Martorano, esta semana se buscará dejar libre la mitad de las 920 camas de terapia porque se empezó a acelerar la curva de casos positivos en Santa Fe.

—Este domingo se cumplen 100 días del inicio de la cuarentena, ¿cuál es el análisis que hace de este período?

—En principio el análisis es bueno porque hay un trabajo y un compromiso social de todos los santafesinos, de los agentes de salud, de todo el equipo que trabajó fuertemente en mantener aplanada la curva y permitir de esta manera el fortalecimiento del sistema de salud, del recurso humano, trabajar en aumentar las camas críticas y ventiladas que es lo que hace falta en este caso y que estábamos muy mal en ese sentido. También tuvimos tiempo para articular entre lo público y lo privado, entre provincia y municipios. Lo que hicimos estos primeros 100 días nos permitió tener muy pocos casos (374 al momento de la entrevista) en comparación con la Nación que tiene 42.900, con más de 20.000 en Caba. Tenemos buenos resultados, sabemos que la pandemia se largó y que la curva comenzó a acelerarse y a ascender. A partir de ahora sabemos que vamos a empezar a tener casos, esto estaba previsto, no es un fracaso. Sabemos que va a funcionar por brotes. Lo esperábamos en comunidades cerradas, como en los geriátricos, en barrios. Pero apareció en pequeñas localidades que las cerramos, pasaron a Fase 1, cuarentena comunitaria y aislamiento. Tenemos el clúster de Carreras, Ceres, Venado Tuerto. Pero lo importante de estos 100 días fue aplanar la curva, fortalecer el sistema de salud y estar bien parados cuando la curva comienza a acelerarse.

Imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa

—Usted señaló que los brotes se dieron en pequeñas localidades, ¿qué va a pasar si esos brotes aparecen en los grandes aglomerados como Santa Fe y Rosario?

—Se van a dar en Santa Fe y en Rosario porque estamos en una pandemia. Hay 47.000 casos en el país y más de 20.000 están en Caba. Santa Fe no está exenta del escenario nacional y está rodeada de provincias como Chaco, Entre Ríos que está aumentando, Córdoba, Buenos Aires. Tenemos circulación a partir de las actividades productivas que no se pueden frenar porque hay un país con una economía que tiene que funcionar, aunque acá siempre se priorizó la vida de las personas. Pero los casos que tenemos que seguir son bajísimos porque 374 casos, en un contexto de casi 48.000, es muy poquito y prácticamente todos tienen el nexo epidemiológico claro. Hoy eso está controlado, tenemos equipos territoriales que funcionan y algunos de Santa Fe que se fueron a la zona de Venado Tuerto y las localidades de General López, que sería el departamento más afectado. Ahí se está trabajando muy bien en la contención y se reforzaron todos los hospitales. Pero tenemos que saber que esto va a ocurrir, que vamos a tener brotes en la ciudad de Santa Fe y en la de Rosario y ahí la situación va a ser otra, va a ser mucho más complicada.

· LEER MÁS: Encuesta UNO: No se descarta y está bajo análisis ¿Estamos preparados los santafesinos para retroceder de fase?

—¿Cómo se va a trabajar ante esos brotes en los grandes aglomerados?

—Desde Salud estamos preparados. Pero, en el momento en que se aceleró la curva y comenzaron los contagios, también necesitamos que cada uno de nosotros extreme los cuidados, con los barbijos, con las distancias, con el lavado de manos, con el alcohol en gel. No hay vacuna y hasta que eso suceda vamos a convivir con esta nueva normalidad. Estamos complicados porque nos esperan dos meses, julio y agosto, que van a ser muy difíciles. Les pido que si hubo algún grado de relajación ahora todos tenemos que ponernos las pilas y aumentar los cuidados. Hoy podemos ver lo que ocurre en España, donde ya pasaron cuatro meses y todavía hay algunos casos.

—¿Le preocupa el nivel de relajación que se observa en la población justo cuando se acelera la curva?

—Lo que sucede es que hasta acá tuvimos muy pocos casos. La primera oleada fue con la llegada de personas que venían del exterior y los contactos con esas personas. Eran de una situación socioeconómicas que nos permitió su aislamiento en sus domicilios y hubo pocos internados. En Santa Fe tenemos una tasa de letalidad bajísima, del 1%. Esto lo remarco porque cuando todo esto pase, y va a pasar, no vamos a mirar regionalmente cuántos contagios hubo, sino cuántas muertes hubo y hoy Santa Fe tiene solamente cuatro fallecimientos. La tasa de letalidad a nivel mundial es del 5%. De cualquier forma, con un aceleramiento de la curva en Amba muy grande seguro que vamos a tener más casos. Nos preocupa que a 100 días de empezar la cuarentena haya cierto grado de relajación, quizás en el imaginario colectivo estaba esa idea de que esto acá no llega y ahí es donde tenemos que decir como entidad rectora, como gobierno de la provincia, que hay una pandemia que en el mundo tiene más de nueve millones de infectados. Esto ya está en la Argentina, se aceleró la curva en el país y por supuesto esto va a llegar a Santa Fe. En este momento les pido a todos el compromiso ciudadano para enfrentar dos meses álgidos. Pero si estamos todos juntos y ponemos el compromiso y los cuidados, como cuando hay reuniones que no se excedan las 10 personas, no se puede compartir el mate porque ese es un modo de contagio comunitario. En estos dos meses les pido a todos los santafesinos que nos unamos para transitar esta pandemia, pero necesitamos cuidarnos.

· LEER MÁS: Un minuto para los cien días de cuarentena en Santa Fe

—Ante ese contexto en la provincia, ¿volver al aislamiento social es un escenario posible?

—Eso se va a ir viendo. El gobernador, Omar Perotti, está en constante contacto con Presidencia, con el Ministerio de Salud de la Nación, con este Ministerio, tiene todas las estadísticas y las medidas se irán tomando en su momento. Todo es dinámico, flexible y sujeto a situación epidemiológica. Hoy la situación nos permite mantenernos como estamos, con regiones que pasaron a Fase 1, otras a Fase 3 y el resto en Fase 4. Pero todo puede cambiar si vemos en algún momento que hay que mejorar los resultados. De cualquier modo son muy pocos los casos que tenemos, aunque sabemos que estamos comenzando la etapa donde vamos a ir viendo cada día más casos.

—¿Se está testeando a asintomáticos en las grandes ciudades?

—Nosotros estamos trabajando con el DetectAr que es el testeo de personas con algún síntoma. Eso se sigue implementando en los puntos de acceso a la provincia, en los mercados de frutas y verduras, en los transportistas y se van a agregar otros grupos. Estamos en un total de 300 testeos diarios y de esos son 50 del DetectAr.

Imagen del operativo llevado adelante en los barrios del norte de la ciudad

Imagen del operativo llevado adelante en los barrios del norte de la ciudad

—¿Cuál es el lugar de ingreso del virus que más le preocupa?

—Buenos Aires, Paraná y Chaco. Pero por cantidad de habitantes Buenos Aires. Tenemos puestos de control en General Lagos, en el Túnel, en Florencia (Chaco), en Frontera (San Francisco, Córdoba), en Ceres (Santiago del Estero). Pero es imposible tener un policía por auto. Tenemos que tener conciencia, que está muy fuerte en Buenos Aires y si no tenemos que salir de la provincia por una cuestión netamente esencial les pedimos a los santafesinos que se queden en Santa Fe. Mientras que a las personas que están afuera y vuelven a residir acá les pedimos que guarden la cuarentena de 14 días, que baje la aplicación de Covid-19 del gobierno de Santa Fe; que quien venga a la provincia porque tiene una actividad esencial, como los transportistas que se están cuidando mucho, si van a estar pocos días porque después tiene que volver a salir les pedimos que no socialicen. No a las reuniones familiares, no a los bares y restoranes, no a las actividades deportivas porque pueden tener el virus y si no socializan vamos a impedir que haya un brote. Esto no es prohibir, es cuidar al otro. Ese otro son sus padres, sus hermanos, sus abuelos. Entramos en esta parte de la pandemia que van a ser dos meses muy difíciles, muy álgidos.

—¿Cuando usted dice dos meses muy difíciles, muy álgidos, qué nivel de contagios diarios se imagina en la provincia?

—No lo sabemos. Buenos Aires y Caba están sorprendidos de lo que está pasando. Lo que sabemos es que estamos trabajando todo el día para tener preparado el sistema de salud, tener todas las medidas de prevención y de educación con la mayor transparencia y evitar que esta curva sea muy acelerada. No sabemos cómo va a transcurrir, sí tenemos el objetivo que la curva aumente lo más lento posible y lo más bajo posible para que el pico sea lo más bajo y lo más tarde posible. Después sabemos que es un virus que muta, que se adapta para sobrevivir y nosotros somos los vectores. El doctor Pedro Cahn (asesor presidencial) siempre dice que el virus no nos busca, nosotros lo buscamos cuando salimos, cuando interactuamos. Los cuidados es la única vacuna que tenemos.

· LEER MÁS: “La clave es detectar rápidamente los casos positivos para frenar la circulación”

—Se ampliaron las camas con respirador y en la provincia se llegó a las 920, pero solo hay un paciente con Covid-19 en terapia intensiva, ¿cuántas camas críticas con otras patologías tiene ocupadas la provincia?

—Estamos en un 65% de ocupación. Estamos con muy baja cantidad de casos, pero como gestión no tenemos solo la pandemia en la agenda. El Covid tiene los recursos humanos, el fortalecimiento del sistema, la prevención, la compra de insumos. Pero también tenemos otra agenda no Covid, porque eso es cuidar la salud de los santafesinos. Como estábamos con pocos casos de Covid avanzamos en todas las patologías que requerían cirugías programadas que iban a requerir terapia, como las oncológicas. De todo eso se está haciendo una rápida atención para empezar en estos días a descender los niveles de ocupación para tener mayor disponibilidad de camas. Eso se hace con indicadores. Todos los días tenemos 20 indicadores en pantalla que vamos controlando y sobre eso se van tomando decisiones. Como vimos que la curva comenzó el proceso de aceleración vamos a ir bajando la ocupación de camas. De hecho tenemos un clúster en Carreras que es importante, aunque con baja sintomatología. De todas maneras se reforzó el hospital de Firmat con más respiradores, más monitores. Las acciones se están tomando lo más rápidamente posible para contener esta pandemia.

—La semana pasada provincia de Buenos Aires advertía que tenía más de un 60% de las camas ocupadas, no con Covid-19, pero estaban ocupadas y Entre Ríos, que hoy tiene en Paraná un brote importante, tiene 256 camas con respirador, muchas menos que Santa Fe. ¿Cómo se va a actuar en el caso que otras provincias lleguen al límite de la ocupación de camas de terapia intensiva?

—Eso se va testeando diariamente. Nosotros también estamos acelerando nuestra curva y tenemos el sistema de salud para mantener controlada la situación de la provincia. Ahora, si se da esa situación, nosotros estamos dentro de un plan nacional y se hará la articulación federal que tenemos constantemente desde Nación con instrucciones claras del ministro de Salud Ginés González García. En ese plan trabajaremos.

—¿Entonces la decisión la toma Nación y no provincia de Santa Fe?

—Provincia de Santa Fe tiene autonomía, por supuesto. Por eso trabajamos tan fuertemente en reforzar el sistema de salud.

—Pero el gobernador dijo que no estaba en los planes recibir pacientes de otras provincias.

—Hoy no está en los planes. Pero insisto en que nosotros trabajamos porque sabíamos que en esta fecha íbamos a tener una aceleración. Hoy tenemos el sistema preparado porque no solo es tener la cama, sino también el recurso humano y elementos de protección personal. Nos llevó mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucho trabajo. Después, si hay alguna decisión nacional lo conversaremos. Pero hoy estamos preparados para lo que va a ser la demanda de la provincia de Santa Fe, porque esa demanda sucederá.

—¿En cuánto tiempo se baja la ocupación del 65% de las camas?

—En una semana la podemos bajar al 50%. Pero despacito eso se puede bajar. Hoy solo tenemos un solo paciente con Covid y tenemos 900 camas. Esta semana vamos a bajar al 50%, eso ya estaba preparado. Pero por lo menos toda esta agenda no Covid se fue resolviendo, está toda la patología programada. Por lo menos no tenemos cirugías en cola de espera y eso es importante.

About Radio Angelica

Check Also

Casi el 90% de los productores agropecuarios aseguran que los próximos 12 meses serán malos en lo financiero

  INFOBAE La confianza de los productores agropecuarios sobre las condiciones financieras actuales y las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *