Home / Noticias / Moneda común y Vaca Muerta, ejes de la reunión entre Fernández y Lula

Moneda común y Vaca Muerta, ejes de la reunión entre Fernández y Lula

Empresarios del vecino país manifestaron su intención de financiar el segundo tramo del Gasoducto Néstor Kirchner. Brasil y Argentina afianzan su relación bilateral con un encuentro de agenda política y económica

 

Los presidentes de la Argentina, Alberto Fernández, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, coincidieron ayer en “profundizar la relación estratégica” entre ambos países, además de impulsar una “moneda común” para el intercambio comercial y el interés brasileño para financiar el segundo tramo del estratégico Gasoducto Néstor Kirchner.

  Durante la declaración a la prensa, el mandatario de Brasil reveló que ambas naciones ven con optimismo la necesidad de establecer, vía los bancos centrales, una moneda común que opere en la región dado que coincidieron en que el uso de monedas extranjeras suele “ser nocivo” para las economías de los países de América latina. Sin embargo, a pesar de las intenciones, no brindaron detalles de la posible unidad monetaria.

Lula dijo que la moneda común “va a suceder”

  “Todo lo que es nuevo debe ser probado. No podemos en el medio del siglo XXI seguir haciendo lo mismo que hacíamos en el siglo XX. Dios quiera que nuestros ministros económicos y los presidentes de los bancos centrales tengan la inteligencia para que demos un salto en calidad en nuestra relación comercial”, expresó da Silva desde el Salón Blanco de Casa de Gobierno.

En la misma línea, reveló que los empresarios brasileros tienen intereses en la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner y sostuvo que crearán las condiciones para “ayudar” en la obra. Por su parte, Fernández insistió en la centralidad de licitar el segundo tramo del gasoducto parar “aprovechar la inercia de la construcción de la primera etapa”.

En una declaración conjunta a la prensa en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, después de haber mantenido una reunión bilateral de alrededor de dos horas, Fernández calificó de “maravillosa” la jornada con su par brasileño y subrayó que es el “origen” de una “vinculación estrecha mucho más profunda que durará por las próximas décadas”.

“Todos saben del cariño profundo y admiración que siento por el amigo Lula”, señaló, y enfatizó que “es un líder y un gran estadista”.

Asimismo, recordó haberlo visto “hace ya 20 años iniciar un proceso político que sacó a millones de personas brasileñas de la pobreza” en su país y también “liderar en los años que fue presidente también a la región” latinoamericana.

Por eso, Fernández manifestó que “se está dando inicio a otra etapa” con esta reunión bilateral y remarcó que “nos siguen vinculando exactamente los mismos problemas y las mismas necesidades que teníamos” en el comienzo de la relación diplomática, hace 200 años.

Al respecto, enumeró que el “primer desafío es consolidar la democracia y las instituciones”.

En ese momento, el presidente, mirando a Lula, le dijo: “Quiero que sepas, querido amigo, que desde Argentina vamos a estar siempre a lado y no vamos a dejar que ningún delirante ataque la democracia y a las instituciones de Brasil”.

“No vamos a dejar —insistió— que ningún fascista se lleve de arriba el ataque a la soberanía popular. Nos conocemos y sabemos que nuestros pueblos no quieren odio sino libertad y diálogo, y también quieren bienestar y justicia”, completó.

En otro tramo de su declaración, propugnó “organizar un entramado energético que garantice el desarrollo de nuestros pueblos”, además de resaltar la “posibilidad de que el gas de Vaca Muerta llegue a Brasil” así como la “electricidad de Brasil llegue a nosotros”.

Lula, quien está iniciando su tercera Presidencia en Brasil, valoró por su parte los acuerdos firmados y le agradeció a Fernández haberlo visitado en prisión cuando estaba encarcelado.

“Jamás olvidaré la solidaridad del pueblo argentino. Quiero decir públicamente gracias compañero por todo el cariño demostrado en aquel momento y por el cariño en esta nueva relación entre Argentina y Brasil”, expresó.

El presidente brasileño ponderó la relación con los ex presidentes Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, que calificó de “privilegiada”.

En otro pasaje de su declaración, el presidente de Brasil expresó un “pedido de disculpas al pueblo por todas las groserías” proferidas por Bolsonaro.

“Yo digo que es un genocida por la falta de cuidado y de la responsabilidad y por todas las ofensas que le dijo al presidente Fernández”, subrayó.

Por último, prometió que “cuando termine mi mandato la relación será la mejor relación, no porque tenga preferencia sino porque Argentina es un gran país, ya que fue la quinta economía del mundo”.

About Radio Angelica

Check Also

Al igual que Aguas, la EPE también va por suba de tarifas y llamó a audiencia

Al igual que Aguas Santafesinas, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) irá por un aumento de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *